La visión androcéntrica de Wikipedia vulnera el punto de vista neutral.

Por el solo hecho de que hay una mujer por cada nueve usuarios varones en Wikipedia, el punto de vista de ellos es el que tiende a prevalecer por sobre el de las editoras mujeres en los artículos de la Wikpedia en español, que es la que voy a comentar aquí. Para dar un ejemplo, el artículo Mujer, en Wikipedia, incluye, en la introducción, una definición de la misma en relación al varón:

Cuenta con aspectos físicos que la diferencian del hombre; como una voz más aguda, una cintura más estrecha y caderas más anchas, una pelvis más amplia, menos vello corporal, menos masa muscular y más tejido adiposo, unas mamas más grandes y estrechas y una menor estatura comparada con el varón.

Ninguna comparación con la mujer aparece en la introducción del artículo Varón.

Según Wikipedia, en el pene humano, «la erección hace posible el coito, pero no es indispensable para todas las actividades sexuales». El pene humano «es más largo que el promedio del reino animal». Es decir, no tiene comparación. En cambio,  «a diferencia del pene que es rígido y arqueado, el clítoris es un sistema móvil y flexible».  El aparato reproductor masculino «es el encargado de la reproducción, es decir, de la formación de nuevos individuos», pero nada de esto se dice del femenino. Aunque sí leemos, en  aparato genital femenino, que «la función de la vagina es recibir el pene durante el coito». Pero en el artículo sobre el pene humano no aparece nombrada la vagina, salvo para aclarar que es un mito creer que un pene más largo es más deseable (comentario sin fuentes). En aparato genital femenino leemos que «el equivalente en hombres es el aparato genital masculino». Sin embargo el aparato genital masculino no tiene equivalentes.

Hacer comparaciones no tiene nada de malo, muchas veces son necesarias o inevitables, el problema es que, en la mayoría de los artículos de Wikipedia, la asimetría de las definiciones delata que, mayormente, el redactor fue un varón, está escrito desde su punto de vista y nos confirma  la primacía de la óptica androcéntrica. El clítoris se define a partir de su diferencia con el pene, la voz de la mujer se diferencia de la del varón por que es más aguda, la mujer se diferencia del varón por tener menos masa muscular, es decir, en todos los casos el modelo, lo uno, lo primero, lo “normal” es lo masculino y lo femenino queda como lo segundo, lo diferente, lo desigual, lo que se sale de la norma o de lo esperable.

Esta es una breve muestra de cómo el redactor medio de Wikipedia considera al varón como el modelo y a la mujer cómo una especie de distorsión del modelo. Mediante esta operación (inconsciente), el varón queda asimilado al ejemplo de ser humano, al ideal, y la mujer queda relegada a «lo otro», «lo diferente», lo que se sale del molde. Esta visión sesgada hace que se crea que el varón representa al ser humano neutro de la especie cuando no lo es.

La invisibilización de las mujeres mediante la atribución del género masculino como neutro no es un reconocimiento  de igualdad con los varones sino que revela el predominio de una visión androcéntrica acerca de las diferencias entre varones y mujeres. Al dejar subsumida la vivencia femenina dentro de una interpretación masculina se hace una simplificación que conduce a la falaz suposición de que los varones y las mujeres vivimos de manera similar y participamos de las mismas experiencias.

La invisibilización del trabajo de las mujeres y la falta de reconocimiento de sus aportes han sido una constante a lo largo de la historia. Como cuando Otto Hahn recibió el Premio Nóbel y ocultó la contribución fundamental de Lisa Meitner en el descubrimiento de la fisión nuclear del uranio y del torio, o cuando James Dewey Watson y Francis Compton Crick ganaron el Nóbel y ni siquiera mencionaron los aportes de Rosalind Franklin, quien fue la primera en obtener la imagen clave de la estructura del ADN, sin la cual ellos no habrían podido proponer el modelo de la estructura molecular del ADN en doble hélice.

La invisibilización no siempre fue involuntaria o inconsciente. Recientemente, en 2014, la BBC de Londres borró la imagen de Patty Hopkins de la fotografía que publicaron para promocionar la serie británica «The Brits Who Built the Modern World».

patty-hopkins-borrada

La BBC eliminó de la foto a Patty Hopkins, la única mujer cuando quiso mostrar la historia de la arquitectura británica.

Cuando la primacía de esta óptica androcéntrica se aplica las categorías en Wikipedia, todo lo «femenino» resulta eliminado y las mujeres quedamos invisibilizadas. Por eso casi no existen categorías de mujeres y, cuando son creadas, rápidamente son rechazadas por los varones wikipedistas con el argumento de que «no son necesarias porque somos todos iguales, somos todos humanos» o porque “son discriminatorias”.

En Wikipedia en español, por “defecto”,  la regla dice que las categorías no deberían hacer distinción por sexo y deberían agrupar a hombres y mujeres de una misma categoría en una única categoría.  Claro que, por cuestiones lingüísticas, casualmente, el nombre neutro equivale al de género masculino, como en  “actores”, que incluye tanto a actores como a actrices y con ese argumento se rechaza la categoría “actrices”.

Hubo que pelear mucho para lograr que se aceptara la categoría Mujeres científicas. El argumento era que un varón y una mujer están igual de capacitados para realizar ese trabajo y no importa mucho que el científico sea varón o mujer. En una de las discusiones leí  que  relación   entre la actividad de investigación de un científico con el hecho de ser mujer es nula. Habría que preguntarle a Patty Hopkins, a Madame Curie o a Rosalind Franklin qué opinan. Muchos estudios demuestran que no existe ningún ala de la ciencia o la industria en la que las mujeres ganen igual o más que los varones. Según la Pay Scale Data, incluso en las pocas actividades en las que las mujeres son mayoría,  ganan menos. Los enfermeros varones, por ejemplo, son minoría pero siguen ganando más dinero que las enfermeras mujeres. Lo mismo sucede en las ciencias y en las universidades en las que se hace investigación. La brecha de género en cuanto a posibilidades de crecimiento y desarrollo, ganancia y salarios persiste en todas las ramas científicas.

Otro argumento era que se estarían duplicando las categorizaciones. Extrañamente,  preocupa duplicar categorizaciones, pero solo en relación a las mujeres. Cuando se habla de crear categorías femeninas enseguida aparece el término “discriminatorio” para criticarlas, pero nunca en otros casos.  ¿Porqué hay que visibilizar a los agricultores de Uruguay (categoría que tenemos) o a los católicos de Uruguay (categoría que tenemos) y a los uruguayos de ascendencia estadounidense (categoría que tenemos) y no podíamos visibilizar a las mujeres científicas correctamente? ¿Porqué sería más normal tener categorías que discriminan españoles de uruguayos, montevideanos de catalanes, escritores en inglés de escritores en francés, escritores esteticistas de escritores naturalistas, escritores judíos de escritores amerindios y no podemos tener categorías discriminadas por el género masculino o femenino?

Los varones representan la mitad de la especie. Algunas mujeres wikipedistas estamos intentando rescatar del olvido a la otra mitad de la especie humana.

Anuncios